Presentado 'recurso de nulidad' sobre los modificados del HUBU

Varias de las Asociaciones que participamos en la Plataforma por la Salud Pública de Burgos, entre las que se encuentra Sanidad Pública Sí, hemos presentado hoy en el registro de la Delegación de la Junta de Castilla y León un RECURSO DE NULIDAD sobre la Resolución de 9 de Octubre de 2009 por la que la Gerencia Regional de Salud aprobó un modificado al proyecto de ejecución del Nuevo Hospital de Burgos.

Tal modificado supone un incremento del coste de la obra de más de 56 Millones de Euros sobre el presupuesto inicial de la misma.

Para las asociaciones está totalmente probado que tal modificado se basa en NECESIDADES INEXISTENTES y, en absoluto, está justificado. Así, se invoca la ejecución de obras contempladas y presupuestadas en el proyecto inicial (un helipuerto); otras ya previstas en 2008 y autorizadas entonces “sin que suponga incremento de los plazos de ejecución ni del plan económico” (cambio de ubicación de aparcamientos y del edificio industrial) y necesidades derivadas del carácter universitario del hospital o del hecho de ser hospital de referencia, circunstancias ambas que no implican coste alguno porque no supusieron ninguna nueva obra sobre las previstas en el proyecto.

Se argumenta hasta la construcción en el HUBU de un Instituto de Investigación Biomédica que jamás se materializó.

Se alegan incluso obras de la envergadura de poner una pila para lavar a los bebés para tratar de justificar ese sobrecoste de casi 10.000 millones de las antiguas pesetas para el que en nuestras asociaciones no vemos justificación ninguna.

Por tanto, acudimos a esta vía administrativa para que la Junta reconozca la falta de fundamento de aquella Resolución y la declare NULA de pleno derecho.

Referencias en Prensa:

BurgosConecta 16/02/2015 | Sanidad Pública pedirá la nulidad de los modificados del HUBU
BurgosConecta 17/02/2015 | Sanidad Pública confía en que la Junta declare nulos los modificados del HUBU 
20 minutos 17/02/2015 | Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos recurre a la vía administrativa para aclarar el sobrecoste del HUBU 
Diario de Burgos 17/02/2015 | La Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos recurre a la vía administrativa por el sobrecoste del HUBU 


Con el HUBU no tenemos un problema, tenemos dos

Con el HUBU tenemos los burgaleses  -y por extensión, toda la Comunidad Autónoma- un gran problema.  En el hospital que surge de la necesidad de dar recambio al obsoleto H.G. Yagüe y que debe ser nuestro hospital para los próximos cincuenta años,  se han cometido demasiados errores de manera que estamos perdiendo la oportunidad, que se presenta tan de vez en cuando, de dotarnos de un gran hospital, un hospital de futuro.

Foto: Diario de Burgos

Pero no es uno el problema, son dos y muy graves: la fórmula de colaboración con iniciativa privada llamada internacionalmente PFI que lo hace insostenible económicamente y unos responsables políticos y sanitarios enrocados en no reconocer la realidad.

Hemos asistido a las sucesivas declaraciones del Consejero de Sanidad y del Presidente de la Junta negando la realidad sobre el HUBU y sobre los problemas que los recortes están suponiendo para el sistema de salud y para los ciudadanos. Siguiendo su ejemplo, en declaraciones a Diario de Burgos del pasado 8 de Febrero, el director gerente del HUBU hace un ejercicio de irresponsabilidad y de carencia del más mínimo sentido de la autocrítica que a cualquier lector, aún sin conocer la dramática situación por la que están pasando día a día los profesionales y los usuarios, le llena de sonrojo.

En la entrevista referida, cualquier disfunción planteada por el periodista era negada sin matices. “Todo está bien”, “siempre lo ha hecho bien”. No hay espacio en esta reseña para rebatir lo evidente para todos. Pero nos hiere que se menosprecie el dolor de los pacientes que se eternizan horas y horas en urgencias, el de los que están en una planta que no les corresponde, el del que sufre meses de espera o la carencia de los cuidados óptimos que no puede dispensar una plantilla “ajustada”. Ajustada ¿para qué, para quién, para los pacientes o para los presupuestos?

De sobra es conocida la carencia de personal de enfermería en las plantas del Hospital o la sobrecarga de los profesionales en los Servicios de Urgencias tanto del Hospital como de Atención Primaria, como consecuencia de los recortes y la ausencia de sustituciones en los centros de salud.

Hace un año, un estudio refería que en España, el 70% de los gerentes de los hospitales reconocían que su puesto depende de afinidad política con la Consejería correspondiente. El buen funcionamiento de la que es, con diferencia la mayor empresa de Burgos, con tres mil empleados y un enorme presupuesto, exige una dirección a la altura; profesional, despolitizada, comprometida con la calidad y no con el ahorro mal entendido, vigilante con el funcionamiento del modelo de concesión y que sepa optimizar el enorme capital humano que atesora el HUBU.

Para solventar el primero de los problemas referidos, pedimos y seguiremos exigiendo la recuperación de la titularidad y gestión públicas a través de la denuncia y rescisión del contrato que ha hecho que, a día de hoy, nos esté costando más del doble de lo previsto. Ese sobrecoste que pagaremos durante treinta años ha resultado, en el ejercicio 2014, la escalofriante cifra de 42 Millones de Euros. Los ciudadanos de a pie, no acostumbrados a macrocifras, no somos capaces de interpretar en términos comprensibles cuanto es esto: se trata de 7.000 Millones de las antiguas pesetas (hemos pagado 75 millones de € cuando lo previsto eran 33 Millones de €).

Es decir, con ese gasto podríamos estar manteniendo, a la vez, otro hospital aún mas grande. ¿Se hacen una idea de cuanto dinero es eso? Siete mil millones de pesetas tirados éste año pasado por el ¿error? de la Junta de Castilla y León al decidir ésta fórmula. Ningún presupuesto puede soportar éste derroche.

Su recuperación es imprescindible, es urgente y se puede hacer. Sabemos cómo se ha hecho en otros sitios donde la rescisión resultó finalmente un gran ahorro para las arcas públicas. Tendrán que hacerlo aquí, no sabemos quienes pero lo harán por necesidad imperiosa. El problema es que cuanto más tarden, más dinero nos dejaremos en el camino. Por eso, la actitud arrogante y acrítica de responsables políticos y sanitarios, su incompetencia para identificar y resolver problemas nos llevan a concluir que no tenemos un problema, tenemos dos.

Descargar el artículo completo (PDF 17 Kb)


Mesa redonda sobre el Decreto de Unidades de Gestión Clínica

La eficiencia en Sanidad es un objetivo y una obligación del Sistema y de sus profesionales. Pero para mejorarla no hace falta cambiar la organización. Se puede hacer en el marco actual.

El Decreto de Unidades de Gestión Clínica desarrolla un modelo que introduce prácticas empresariales en el servicio público de salud, olvidando que el único beneficio a conseguir debe ser la mejora de la salud de los ciudadanos. 




Tanto la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FEADSP), como la totalidad de  los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad. como Consejo de Colegios de Enfermería y SATSE Castilla y León han manifestado su rechazo al decreto que pone en marcha las unidades de gestión clínica en nuestra comunidad por entender que las UGC son solo un intento más del Ministerio de Sanidad para "desmantelar y privatizar" de manera encubierta el Sistema Nacional de Salud (SNS).  

El objetivo es "fragmentar los centros sanitarios en múltiples entidades empresariales con autonomía plena para gestionase aplicando las diferentes fórmulas de gestión privada (Ley 15/97), presupuesto propio y capacidad para comprar y vender sus servicios creando un mercado interno sometido a las leyes de la competencia".



Por eso, la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos y la Asociación Sanidad Pública Sí organizan una mesa redonda informativa para el próximo 26 de febrero a las 19.00 hs en la Sala Polisón del teatro Principal, dentro de la Campaña informativa sobre el Decreto de Unidades de Gestión Clínica que han puesto en marcha a la que invitan a todos los y las profesionales de la sanidad.

#SanidadUniversal: un programa electoral que no perjudique la salud

Varias organizaciones no gubernamentales y sociedades científicas han lanzado una campaña en las redes sociales para exigir a los partidos políticos que en sus programas electorales para las próximas elecciones autonómicas y locales incluyan un compromiso de "blindar" la sanidad universal y garantizar su acceso a todos los ciudadanos.


 La iniciativa, que se ha puesto en marcha a través de las redes sociales bajo el lema '#SanidadUniversal: Receta médica para elaborar un programa electoral que no perjudique la salud', está secundada por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y las organizaciones Amnistía Internacional, Médicos del Mundo, Red Acoge, Asociación de Juristas de la Salud y el Centro por los Derechos Económicos y Sociales.

Las organizaciones promotoras de esta campaña denuncian que desde que se realizó la reforma sanitaria hace tres años dentro de las medidas de recorte del gasto unos 873.000 inmigrantes irregulares se quedaron sin la tarjeta sanitaria, se ha retirado la tarjeta a parados que hayan gastado el subsidio del paro y vivan fuera de España, se ha ampliado el copago farmacéutico y se ha convertido el acceso a la atención sanitaria en un auténtico "laberinto administrativo". Desde entonces, varios mecanismos de protección de derechos humanos de Naciones Unidas y del Consejo de Europa han exigido a España reformar su normativa para "garantizar el derecho a la salud sin discriminación".

La petición, que se ha realizado en las redes sociales con la etiqueta #SanidadUniversal y bajo un formato que imita a las recetas médicas, busca "un programa electoral que no perjudique la salud" "Los partidos políticos tienen la oportunidad de comprometerse a través de sus programas electorales a adoptar medidas legislativas que blinden la sanidad universal de acuerdo a las recomendaciones internacionales".


Campaña de recogida de firmas en Castilla y León

En Castilla-León, la la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Valladolid inició a finales de noviembre una Campaña de charlas y recogida de firmas “Por una Sanidad Pública y Universal" con el objeto de pedir al Consejero los cambios legislativos necesarios para recuperar el carácter universal del Sistema Sanitario Público.






 Recogida de Firmas en la plataforma Change.org:

PDF - 1.7 MB FOLLETO Campaña “Por una Sanidad Pública y Universal"
PDF - 6.9 KB HOJA DE FIRMAS Campaña “Por una Sanidad Pública y Universal"

Privatización del Sistema Sanitario. Lo que está en juego


El afán privatizador que está intentando acabar con la esencia pública y universal de nuestro sistema de salud tiene una consecuencia dramática y un origen bastardo.

La consecuencia fundamental es la pérdida del papel de equidad y de cohesión social que un sistema sanitario público aporta a una sociedad. Toda sociedad es, en principio, desigual: hay pobres y ricos. La “calidad” de una sociedad concreta se puede medir muy ajustadamente por el grado de desigualdad que soporta. Hay muchas herramientas para reducir ésta desigualdad, naturalmente en manos del poder político que puede, a través de normas y leyes, establecer mecanismos para disminuirla: políticas laborales, salariales, fiscales, etc. Pero hay un conjunto de “políticas” que, indirecta pero potentísimamente, crean por sí mismas equidad: son las Políticas Sociales, esas que hicieron de la Europa de después de la Segunda Guerra Mundial un espacio de igualdad y bienestar que no se ha vivido nunca en la historia; esa Europa que nos deslumbraba en la gris dictadura y que nos ofreció un modelo a seguir durante la transición.

Un sistema educativo que garantice el acceso a todos es el mas potente cohesionador, así como un sistema de pensiones que posibilite una vida digna para todos cuando ya no se puede trabajar. Un Sistema Sanitario público hace posible que, al menos frente a la mayor amenaza, como es la enfermedad, todos seamos iguales. Su pérdida, por el contrario, ahonda las diferencias y hace caer la igualdad a una sima de inmoralidad. En España conseguimos un sistema sanitario prácticamente universal y, por ende, con una notable capacidad de redistribuir la renta. Su pérdida tendría dramáticas consecuencias para nuestra sociedad, la fractura social se haría abismal. Una sociedad fragmentada, además de injusta e inmoral, es inestable e impredecible. Es difícil criticar razonadamente estas cuestiones pero cuando el interés común no es lo que guía la marcha de las sociedades, la razón no es atendida.

Respecto al origen de la privatización, hay que buscarlo en argumentos aparentemente razonables que, sin embargo, han sido construidos a base de falacias y axiomas falsos, como por ejemplo la iniciativa privada es mas eficiente o la competencia mejora las opciones de los usuarios que eligen libremente. La primera de ellas nunca se ha podido demostrar, al menos en el ámbito de los servicios públicos. La pretendida excelencia de la gestión privada se basa en la reducción de los costes a través de mermar la calidad y las prestaciones y, sobre todo, instaurar condiciones laborales tan abusivas como permita la ley. Debe recordarse a este propósito la reciente ola de demolición de derechos de los trabajadores que vienen introduciendo las recientes legislaciones laborales (1).

La otra gran falacia es la pretendida ventaja de la competencia. Inspirada en la libertad de elección, ha dado en este país, como en ningún otro, muestras más que evidentes de ser una enorme mentira. Pero, concretamente en el ámbito sanitario, la supuesta libertad de elección es rigurosamente inexistente. Un enfermo no tiene derecho a elegir entre ir al médico o no ir, entre tomar éste medicamento (se supone necesario) o no tomarlo. No tiene capacidad práctica de elegir un servicio de coronarias o de cirugía u otro que son, habitualmente, únicos en la provincia. Un enfermo de Hepatitis‐C al que su médico le indica tratamiento con el famoso nuevo fármaco no tiene capacidad de elegir. De eso se aprovecha inmoralmente la industria sanitaria que, en ese paradigma de oferta‐demanda‐libertad‐de‐elección, impone precios de hasta el cuatro mil por ciento superiores al de costo (2) con la increíble anuencia de los gobiernos (3) como si unos y otro fueran una misma cosa (o al menos, cosas no muy separadas). La gran falacia de la libertad invocada por los mercados.
Esos mercados que nos extorsionan con precios inmorales son los que nos quieren despojar del Sistema Sanitario Público. Está perfectamente documentado el enorme movimiento que están desarrollando los capitales supranacionales para hacerse con la sanidad pública de toda Europa (4),(5).

Quedamos, pues, rehenes económicos y sin herramientas para disminuir la desigualdad. En un proceso como el actual, de desmantelamiento del Sistema Público, nos jugamos mucho más que listas de espera, comodidad en el hospital o capacidad de elección de profesional: nos estamos jugando la calidad de nuestra sociedad; de ahí su trascendencia.

Nuestros políticos están para defendernos de las extorsiones y para cohesionar nuestra sociedad. Con frecuencia se les olvida: los grandes poderes económicos están demasiado cerca de ellos, y los ciudadanos debemos estar recordárselo constantemente.

Juan Antonio Ayllón Domínguez
Asociación SANIDAD PÚBLICA SI. Burgos
Febrero 2015


1 https://economistasfrentealacrisis.wordpress.com/2012/03/14/comunicado-de-jueces-para-la-democracia-ante-la-reforma-laboral/

Campaña de recogida de firmas 'Por una Sanidad Pública y Universal'

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Valladolid inició a finales de noviembre una Campaña de charlas y recogida de firmas “Por una Sanidad Pública y Universal" con el objeto de pedir al Consejero los cambios legislativos necesarios para recuperar el carácter universal del Sistema Sanitario Público.






Recogida de Firmas en la plataforma Change.org:   http://cort.as/Orwg 

PDF - 1.7 MB FOLLETO Campaña “Por una Sanidad Pública y Universal"
PDF - 6.9 KB HOJA DE FIRMAS Campaña “Por una Sanidad Pública y Universal"

© Copyright 2015. Website by Way2themes