Sobre la comparecencia de Herrera en la Comisión de Investigación del HUBU




La Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, desea hacer algunas consideraciones sobre la intervención del Sr. Presidente de la Junta inaugurando la ronda de comparecencias:

Respecto a la forma, más ha parecido la lectura de un guión preparado con los argumentos de siempre, con la ausencia de autocrítica y el espíritu propagandístico que viene la Junta utilizando.

Todo bien, todo perfecto, un poco más caro porque hemos puesto lo mejor de lo mejor, pero todo aclarado. Esto está resuelto. Un mitin en fecha muy oportunamente seleccionada para su interés por la presidencia de la Comisión, que sigue en su línea. Tras haber censurado la lista de comparecientes que propuso la oposición, ha diseñado un mecanismo desprovisto de agilidad y capacidad de réplica.

Pues no, señor Presidente, esto no ha hecho más que empezar y está todo por aclarar. Por cierto, esto es una Comisión de Investigación en la que se investiga SU actuación en el tema. No es usted un actor invitado y debe dar explicaciones y respuestas. Las que no dio. Por ejemplo, cuando se le preguntó por sus relaciones con algunos de los componentes de la UTE concesionaria o cuando esquiva la pregunta de posibles relaciones de los partícipes con la Gürtel o la Púnica. ¿Qué quiso decir con “nadie es perfecto”?

Y dale con que el HUBU es público... Lo único público del HUBU son sus profesionales sanitarios que trabajan en una infraestructura totalmente privada por cuyo uso estamos pagando un alquiler y unos precios por servicio. Por precisar, 95 millones en 2015 frente a los 38 que estaba planeado. No, no sean simples, ya sabemos que no nos cobran entrada.

Sobre el contenido, lo mismo de siempre: que ha sido un poco más caro porque se ha puesto lo mejor. El que el equipamiento haya costado un 103% más hay que explicarlo mejor. Son 56 millones más. ¿Ustedes creen que se puede ventilar esa millonada con tan una explicación tan pueril?

Que se haya aprobado un modificado dos meses antes de que se cumpliera el plazo de entrega para cuando la empresa no había construido ni el 60% de la obra, y no se le sancione hay que explicarlo mucho mejor. Y más si ese retraso se resuelve con un premio de 7 meses de prórroga y se le paga a la empresa más de 30 millones de euros por lucro cesante. Y qué decir de los otros 17 meses que se prorroga luego y se les premia con otro 60 millones por lucro cesante (dinero que hubieran ganado la empresa si el hospital hubiera estado en servicio,... pero no le estaba !¡)

Por cierto, el precio del contrato oficialmente y a día de hoy no son 1.300 millones como dijo el Presidente sino 1.667 millones, digo oficiales porque es lo que él mismos ha firmado, aunque para nosotros serían unos cuarenta millones más. ¿Por qué quiere dulcificar sus propias cifras? Es patético disimular lo sucedido ofreciendo costes sin IVA: 657 millones más de lo previsto.

No vale decir que el modelo lo han usado en otros sitios. Así ha resultado donde lo han hecho: desastres. No es verdad que hubiera un estudio serio sobre los pros y los contras antes de decidirlo; el documento al que alude el Presidente es un panfleto sin una sola cifra sin un solo dato comparativo.

Es también falso que en aquella época hubiera un techo de endeudamiento que impidiera la construcción por la vía clásica. Sí que vemos verosímil su aseveración de que, de no haberse hecho así, todavía no estaría disponible el HUBU; en probable dada la demostrada incompetencia de esa Junta como pueden corroborar en Salamanca que están esperando desde 2008 y ya nadie se cree que su hospital está acabado para 2019. Pero esa incompetencia no justifica este desaguisado.

Lo cierto es que no nos ha explicado por qué se hizo así, por qué ha costado tanto y por qué motivo no quieren decírnoslo. Nosotros explicaremos buena parte de éstos extremos y el por qué, como decía hace poco el Tribunal de Cuentas de Madrid, informando sobre el contrato de la M30 exacto al nuestro, “ este contrato solo tiene un único objetivo: blindar los beneficios de la empresa concesionaria”. Nefasto contrato con resultado ruinoso. Un ejemplo de pésima gestión del dinero público que sigue negándose por los responsables para quienes los ciudadanos no entendemos, no sabemos nada y lo confundimos todo. Pero el dinero es el nuestro y ustedes están obligados a gastarlo con eficiencia y respeto al interés general.


Burgos, Cuatro de Junio de 2016


Juan Antonio Ayllón Domínguez
Pedro Pablo Oyagüez Ugidos


Portavoces de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos


No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Copyright 2015. Website by Way2themes