Miles de burgaleses protestan contra las listas de espera y la manipulación de datos en el HUBU



La Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos agradece la participación de los miles de ciudadanos que han estado esta tarde frente al HUBU para exigir responsabilidades a los gestores de las listas de espera así como un eficaz abordaje para eliminarlas desde el decidido fortalecimiento del Sistema Sanitario Público.

Estimación de asistencia en base a cartografía del terreno cotejada con fotografías desde arriba


Manifiesto que ha sido leido en la concentración


Otra vez tenemos que salir a la calle para defender nuestros derechos, los derechos de todos, frente a unos gestores que no lo hacen tal y como es su obligación, y que han optado por desmantelar el sistema sanitario público para favorecer los intereses privados.

Hace un mes salimos para exigir que revierta el desastre del HUBU. Mientras este año solo han presupuestado 100 Mil Euros de los 7 Millones necesarios para construir el Centro de Salud de García-Lorca después de más de una década de retrasos, siguen negándose a dar su brazo a torcer y abordar un proceso transparente para recuperar parte de los 40ME de media que tiramos a la papelera cada año por el sobrecoste del HUBU.

Hoy lo tenemos que hacer para defender el derecho a la salud, a veces a la propia vida y desde luego a la dignidad de las personas acuciadas por las vergonzosas listas de espera que padecemos. Porque 3-6-10 meses para que a alguien le visite un médico, le hagan una prueba o le operen es, antes que nada, un ataque a la dignidad de las personas.

Parece inexplicable la existencia de estas inhumanas demoras, pero hay en ello un hecho cierto: ELLOS, los que gestionan esas demoras, NO LAS PADECEN. Ellos no tienen lista de espera cuando necesitan asistencia sin embargo, la gente sí:

● en 2016 sí que esperaron una operación 35.000 Castellano-leoneses, 4.800 burgaleses.

● 2 de cada 100 ciudadanos de Burgos esperaron en 2016 para que le operasen y

● 1 de cada 10 burgaleses tuvieron que esperar durante meses y meses para que le visitasen o para que le hicieran una prueba.

Esos son sus propios datos, pero desde todas las esquinas de la Comunidad Autónoma se viene asegurando que la forma de contabilizar las esperas esconde muchos resquicios, algunos cajones y malabares contables de forma que están manifiestamente infravaloradas.

Pues para arreglar todo esto, mientras llevamos años perdiendo financiación suficiente para la sanidad, solo se les ocurren dos cosas:

1. Privatizar las listas, enviando a operar a clínicas, alimentando así la sanidad privada

2. Mentir. Maquillar los números.

Hace poco más de una semana hemos podido conocer un documento en el que se reconocía que las cifras estaban empeorando y había que hacer algo para que la realidad no se viera. En ese documento, entre otras cosas, se recomendaba a los médicos que no incluyeran más pacientes en las listas hasta final de mes. Finalmente publican unas estadísticas milagrosamente arregladas en solo una semana y sin haber aumentado el número de operaciones.

El Consejero zanja el bochornoso escándalo sin explicar absolutamente nada, buscando culpabilizar al que critica el hecho y, por primera vez, eso sí, declara casi entre susurros, que habría que estudiar la posibilidad de abrir los quirófanos por las tardes.

¡Algo hemos conseguido... ¡Podrían haberlo pensado antes...Podrían haber pensado ALGO.

No nos hacemos ilusiones, no nos fiamos y en cualquier caso ¿cuándo van a empezar a poner soluciones de verdad en vez de apañar las cifras?

Hay otro hecho cierto, durante estos últimos años se ha perdido presupuesto y personal, y otro hecho constatado, la medicina privada en este tiempo crece como la espuma. Además de no saber, no quieren arreglar el principal problema que percibe el ciudadano en el sistema.

Las demoras expulsan a aquellos que puede buscar otra vía y condena a la injusticia a quien no puede, atacando el primer precepto de un sistema sanitario justo que es la EQUIDAD.

La escandalosa magnitud de las listas, la incapacidad y el desinterés para mejorarlas, las engañosas estrategias que hemos podido conocer para maquillarlas y la impresentable gestión de la reciente crisis nos hacen exigir la dimisión de quien establece las directrices de gestión de las listas de espera, no solo de los gestores más directos, y de quienes diseñan la política sanitaria de la Comunidad.

Así pues:

● EXIGIMOS UNA INVESTIGACIÓN OBJETIVA QUE ACLARE LOS DATOS REALES DE LAS LISTAS DE ESPERA

● EXIGIMOS LA DIMISIÓN DE LOS DIRECTIVOS Y RESPONSABLES DEL HUBU IMPLICADOS EN EL MAQUILLAJE DE LAS LISTAS DE ESPERA, ASÍ COMO DEL CONSEJERO DE SANIDAD

● EXIGIMOS MEDIDAS EFICACES PARA REDUCIR DRÁSTICAMENTE LAS DEMORAS, MEDIDAS QUE PASAN, ADEMÁS DE LAS NECESARIAS DECISIONES ORGANIZATIVAS, POR DOTAR DE LOS RECURSOS SUFICIENTES A LA SANIDAD PÚBLICA

● LA SANIDAD AL SERVICIO DEL CIUDADANO, NO AL SERVICIO DE INTERESES PRIVADOS

● HAY QUE RECUPERAR EL HUBU


PLATAFORMA POR LA SANIDAD PÚBLICA DE BURGOS





No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Copyright 2015. Website by Way2themes