¿Rescate del HUBU? ¡No, gracias!

Después de las experiencias de los “rescates públicos” de hospitales privatizados en Madrid y Valencia, que utilizaron dinero público para sanearlos al fracasar en su gestión privada para después devolvérselas a esas mismas empresas, está claro que un “rescate” para el HUBU no es lo adecuado. Lo que procede y exigimos es la RECUPERACIÓN del HUBU. Y no de cualquier manera y a cualquier precio, sino de forma Transparente, Justa y Responsable.



Los ciudadanos tenemos derecho a conocer cómo y por qué se implantó en Burgos un modelo que está siendo ruinoso para todos, especialmente para los ciudadanos que vemos cómo se hipoteca nuestro futuro para beneficio de unos pocos. Necesitamos saber cómo se realizó el proceso de adjudicación, con qué criterios, qué ofertas se presentaron y cómo se valoraron. También necesitamos saber por qué se firmó un contrato tan perjudicial para las arcas públicas. Necesitamos y exigimos, en resumen, transparencia.

Quienes crearon el problema, el gobierno de Castilla y León y la empresa concesionaria, deben buscar la fórmula para conseguir recuperar el HUBU para la propiedad y gestión pública, pagando el precio justo por ello, pero sin perjuicio de los intereses públicos. Debe revisarse y auditarse todo el proceso y aclarar por qué los incrementos del coste se hicieron a costa de un vial entre el HUBU y el Hospital Divino Valles que no existe, de un helipuerto que se presupuestó y pagó dos veces y sólo existe uno, el Instituto de Investigación igualmente presupuestado y pagado y que tampoco existe, al menos en Burgos. Revisar y valorar todos los incumplimientos del contrato que se han dado en estos pocos años de existencia del HUBU, para que el precio de su recuperación sea justo.

Las decisiones políticas sin sustento científico ni técnico son responsabilidad única y exclusivamente de quienes las toman. Las consecuencias de esas decisiones las sufrimos pacientes y ciudadanos no sólo de Burgos sino de toda Castilla y León, que no hemos tomado esas decisiones ni tampoco se nos ha consultado sino, más bien al contrario, se nos ha ignorado y se han tomado en contra de nuestra opinión manifestada en su día a través de movilizaciones y actos diversos. Los que han tomado las decisiones y se han empecinado en un modelo ruinoso y opaco, deben asumir sus responsabilidades.

Nuestra responsabilidad, como asociación y como ciudadanos, es exigir una recuperación transparente, justa y responsable del HUBU y en ello seguiremos hasta conseguirlo, más temprano que tarde antes de que la propiedad del HUBU caiga en manos de “fondos buitre” o empresas cuyos objetivos sean aún más ajenos a la salud de la población, como ha pasado recientemente con el hospital Puerta de Hierro de Madrid.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Copyright 2015. Website by Way2themes