¿Qué les han prometido por aguantar?



Los hay que uno no se explica por qué están donde están cuando parece increíble que todavía lo estén. El Consejero de Sanidad de Castilla y León y el equipo de la Gerencia de Atención Primaria de Burgos, sin ir más lejos; ahí los tienen, siguen estando. Pese a lo que haría suponer el más mínimo sentido común, el más leve sentido del ridículo, la más pequeña brizna de dignidad profesional, no digamos ya de dignidad personal, siguen estando.

¿Qué tendría que pasar para que este grupo de servidores públicos dejara su sillón como les vienen exigiendo? Al uno, desde hace un año, desde todos los ámbitos y hace unos días cincuenta mil manifestantes en las calles. Y por muchos motivos, entre otros por fracasar en su obligación de garantizar la calidad del servicio sanitario público y entregarlo a escondidas a la medicina privada.

Ayer el Sr Presidente de la Junta decía que tenía veinte motivos para mantenerlo en su puesto. Nosotros le daríamos cuarenta para cesarlo, se los hemos dado muchas veces, pero vamos a quedarnos con uno muy próximo a los burgaleses. El Consejero lleva ocho años haciendo de escudo para que el escándalo del HUBU no salpique directamente a quien lo ideó, lo promovió y se lo entregó a quien se lo entregó. Una obra faraónica para pasar a la posteridad por el módico precio de 700 millones de euros derrochados.¿Y qué decir de la Gerente y su equipo, al que el noventa por ciento de "sus médicos" han pedido que dejen de estorbar y que den paso a alguien con más sensibilidad y pericia? ¿Por qué se siguen manteniendo, cuando los coordinadores de más del ochenta por ciento de los centros de salud de la provincia están esperando a que sean cesadas decididos, en caso contrario, a dimitir ellos mismos?

Pues debe tener que pasar algo muy, muy gordo. Más grande que lo que les han prometido sus respectivos jefes si aguantan unos meses, ya se sabe, hasta las próximas elecciones.

Y ¿qué es lo que les han prometido por los servicios prestados? Lo veremos. Seguramente unas suculentas prebendas a cambio de traicionar el interés general.

Mientras tanto hay quien dice que vencerá el clamor de los ciudadanos y los profesionales y que, en un arranque de inesperada dignidad, dejarán paso a la esperanza en enderezar la maltrecha Atención Primaria que nos van a dejar como legado. Que así sea.

Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos



Relacionado

Médicos rompen las negociaciones hasta que no cese el equipo de la Gerencia de AtenciónPrimaria





Crisis en la Atención Primaria



Desde esta Asociación llevamos seis años llamando la atención sobre lo que se avecinaba.

Pese a la más visible reivindicación por la recuperación del HUBU, desde el primer acto público en los barrios, desde la primera manifestación, venimos diciendo que nuestra atención primaria se hunde y cuáles van a ser las consecuencias. Igual que nosotros, se está advirtiendo por una multitud de voces.

Aquí la crisis explotó con la renuncia de las doctoras Adrián, Andrés y Obregón en el Centro de Salud de los Cubos. Esa decisión gravísima y honrosa fue la explosión de la olla a presión y a su vez el acicate para que profesionales y ciudadanos saliéramos del silencio.

Si la crisis es muy extendida en todo el país y comparte las mismas perniciosas causas, en Burgos se reviste de algunos elementos que le dan especial gravedad. La deplorable gestión local a cargo de la Gerente de Burgos y su equipo, su inacción, la desidia, sus errores y, sobre todo la insensibilidad con que han manejado los problemas de la población y los profesionales, nos han llevado al caos.

Esa responsabilidad y la carencia absoluta de credibilidad hace imprescindible su relevo. Lo ha pedido todo el mundo; por escrito y firmado el 90% de los médicos de la provincia, en los medios de comunicación el 80% de los coordinadores de la provincia, la Junta de Personal del SACyl de Burgos por unanimidad, los ciudadanos en la calle, en la prensa, en las redes.

Cualquier persona con un mínimo de sentido común hubiera renunciado hace semanas por dignidad. Como no lo hace, hemos exigido y exigimos su DESTITUCIÓN y el nombramiento de nuevos gestores que sean capaces de, con la ayuda que todos: profesionales, usuarios y ayuntamientos, reorientar la actual deriva de nuestros centros de salud y recuperar la calidad asistencial de la parte más decisiva del sistema pero también la más vulnerable.

Desde nuestra parte ofrecemos al nuevo equipo la colaboración más leal.


Sanidad Pública SI Burgos

© Copyright 2015. Website by Way2themes