Sobre la entrevista al Consejero de Sanidad publicada en Diario de Burgos

Reproducimos aquí el comentario que despues de varios intentos no se nos ha publicado en DB sobre la entrevista al Consejero de Sanidad publicada en ese periódico el 29 de junio de 2014 y en la que afirma que «De construirse ahora el hospital es probable que no se optara por el actual modelo de gestión»


Cuando el consejero deSanidad de Castilla y León respondió a la pregunta de las periodistas: ¿Adoptaría la Junta este modelo para otro hospital de la región? Seguramentetenía en mente muchos argumentos para responder pero, entre los que mencionó, ninguno se refería a hechos por todos conocidos y que demuestran que la Juntade Castilla y León se equivocó al elegir este modelo:
  • Es más costoso: 314 millones de euros según el consejero; 423,8 millones de euros según la concesionaria (dato que se refleja en sus cuentas de 2012, como dice el propioconsejero), en cualquier caso muy superior a los 242.851.578 euros establecidos en el contrato de concesión de obra pública por la que se adjudicó el HUBU;
  • Tuvo retraso: El HUBU seinauguró en junio de 2012, casi tres años más tarde de lo anunciado inicialmente y de lo establecido en el contrato de concesión (42 meses a partirdel 28 de mayo de 2006), sin penalización por cierto, como contempla el contrato;
  • Es peor: Desde su inauguración el HUBU ha estado constantemente en obras, ha sufrido inundacionesy desperfectos en sus instalaciones, ha aumentado las listas de espera y ha generado un importante malestar entre los profesionales y usuarios.
Con estas realidades se entiende que el consejero tenga claro que éste no es un modelo para repetir, aunque no diga los verdaderos motivos. Lo honesto sería reconocerlo y buscar soluciones.

Que el HUBU es un hospital privado no lo decimos sólo nosotros, lo dice el contrato de “concesión de obra pública para la construcción y explotación del nuevo hospital de Burgos” que, como señala también el consejero, para recuperar la concesión supone un coste económico que no existiría si fuese público.

También lo dicen, a la mínima, los trabajadores de Eficanza a los trabajadores y usuarios del hospital, y lo dice también el Ayuntamiento cuando se niega a multar los coches mal aparcados dentro del recinto del HUBU o plantea las dificultades para que el transporte público entre en una instalación privada.

El hecho de que no se cobrea los usuarios es porque el sistema sanitario (no el hospital) es público y se paga con los impuestos de todos los burgaleses y castellano-leoneses (como tampoco pagan los funcionarios de Muface que acuden a clínicas privadas para su atención sanitaria).

Cuando el consejero intenta justificar por qué la Junta no adopta el modelo del HUBU para otros hospitalesde la región, argumenta que “en estos momentos tendría unos costes demasiado elevados”. Aunque tímidamente, por fin la Junta reconoce que el modelo de concesiónes más costoso. Y si no es rentable que el próximo hospital se construya con el modelo de concesión, menos aún lo era en 2005. Entonces la deuda de la comunidad autónoma era cinco veces menor y no había la actual limitación de la capacidad de endeudamiento de las comunidades autónomas (2005: 1.789 millonesde euros. 2013: 8.183 millones, según datos del Banco de España).

Los gastos financieros se acaban pagando tanto con el modelo de concesión como con el tradicional, por loque el único “argumento” del consejero no se sostiene a la luz de los datos. Por eso, es lícito preguntarle ¿Cuáles son los verdaderos motivos por los quese eligió ese modelo para el HUBU?

También reconoce que el modelo es más caro cuando las periodistas le piden que aclare cuánto va acostar el HUBU y durante cuánto tiempo. El consejero responde que, “el HUBU le cuesta a la Consejería una media de 46 millones de euros al año de canon durante los 26 años de concesión.” Le parecerá poco, pero es un 50% más de lo previsto y no tiene en cuenta los pagos de los modificados, que también forman parte del canon, y lo han incrementado hasta más de 70 millones anuales (más del doble del canon inicialmente establecido: 30 millones).

Como el mismo consejero reconoce, en el contrato se establecen posibilidades de rescisión o recuperación de la concesión y señala: “A quienes lo proponen, yo les preguntaría si han valorado el impacto que supone”. A lo que le respondemos ¿Lo hizo la Junta cuando firmó el contrato? Es su responsabilidad tanto el modelo elegido y las condiciones en que se realizó como, por supuesto, la solución al problema que la Junta ha creado con este modelo para el HUBU.

Este modelo es una losa para los burgaleses y todos los castellanos y leoneses. Además de pagarlo durante los próximos 28 años, ya estamos sufriendo otro coste en forma de listas de espera (a pesar de las “externalizaciones” y del cierre de camas, que según el consejero “no se necesitaron”), recorte de personal en Atención Primaria  (a través de la reestructuración como el mismo consejero reconoce) y en el hospital (“habrá algún retoque” y “el aprovechamiento del plan de jubilaciones”) y el deterioro de la calidad como han denunciado los anestesistas y otros profesionales.

Insistimos, lo honesto es reconocer los errores y subsanarlos de una forma transparente, justa e inmediata.

10.000 burgaleses piden el rescate del Hospital Universitario

Unas 10.000 personas se echaron el 12 junio a la calle pidiendo el rescate del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y defendiendo una sanidad pública y de calidad. La convocatoria de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos reunió a profesionales sanitarios, pacientes y ciudadanos de a pie de todas las edades y condiciones sociales y políticas.


La manifestación, bajo el lema ‘Hospital 100% público. ¡Recuperación Ya!’, ha partido pasadas las 20:00 de la tarde de la Plaza del Cid con destino la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León (Glorieta de Bilbao), lugar al que la cabecera ha llegado sobre las 21:00, mientras que los últimos manifestantes todavía estaban entrando en la calle San Lesmes. Entre medias, la marea ciudadana ha recorrido las avenidas Reyes Católicos y Cantabria, haciendo una parada en la Gerencia Territorial de Salud, y coreando lemas como ‘La sanidad no se vende, se defiende’, ‘Las listas de espera desesperan’ o ‘Este hospital es una estafa’.

Desde la Plataforma Sanidad Pública de Burgos, su presidente, José Luis Ayllón, médico de Atención Primaria, ha insistido en que el modelo de gestión del HUBU es “absolutamente insostenible”. Es un error que la administración regional no quiere reconocer, a pesar de que profesionales, usuarios y ciudadanos en general lo ven en el funcionamiento diario del centro hospitalario. El HUBU es “un pozo sin fondo” y, tarde o temprano, la Junta tendrá que rescatarlo. “Cuanto más tardemos, más dinero estaremos perdiendo y más posibilidades de deterioro de la atención sanitaria”, ha asegurado Ayllón.

Seguir leyendo en Burgosconecta.es

Video-crónica Manifestación por el rescate del hospital de Burgos. Por Burgos Dijital




Más fotos en: www.facebook.com

Manifiesto por la recuperación del HUBU y en defensa de la Sanidad Pública

Reproducimos aquí el comunicado que se leyó en la manifestación del 12 de junio en Burgos en favor de la recuperación del HUBU para el sistema sanitario público y que no todos los asistentes pudieron escuchar por los problemas con la megafonía. Pedimos mil perdones.



Manifiesto por la recuperación del HUBU y en defensa de la Sanidad Pública


Para dotar de un nuevo hospital a Burgos, la Junta de Castilla y León eligió un modelo de concesión con el que se prometió que se haría en menos tiempo, más barato y mejor que con un modelo de titularidad y gestión 100% públicas.

Pacientes, ciudadanos y profesionales estamos aquí porque a pesar de la falta de transparencia, vamos comprobando que ninguna de estas promesas se está cumpliendo y que actualmente se gasta más y se resuelven peor los problemas de salud de la población.

El sobrecoste en la construcción del hospital es desorbitado (más de 423 millones de euros). ¿Cómo es posible que a pesar de modificados y de lo que han costado haya un rápido deterioro de la infraestructura y continuas obras y reparaciones desde la puesta su marcha?

El coste a pagar en los 30 años de duración del contrato también se está disparando, debido a un contrato de Concesión con una fórmula abusiva de retribuciones. Se multiplican los gastos, a pesar de las precarias condiciones laborales del personal dependiente de la Concesionaria.

Se nos dice que confiemos, que este modelo está saliendo incluso barato, pero Eficanza dice que se le paga poco, que está en pérdidas, que hay que pagarle todavía más.

Hay un problema generalizado en todos los centros hospitalarios y de Atención Primaria, por la política de reducir gastos, y por el estilo de dirección de los actuales responsables del Sacyl, que apenas cuentan con los profesionales en los procesos de análisis y toma de decisiones.

En este panorama, lo del Hospital de Burgos no es un problema local, sino que compromete la viabilidad de todo el sistema sanitario de Castilla y León.  La Junta puede recortar en muchos apartados del presupuesto, pero no en el pago anual que paga a Eficanza. En lugar de los previstos 30-33, dedica 70 millones de euros. Y la cantidad podría ser mayor según acaben los litigios entre la concesionaria y la Junta.

El modelo de concesión está mostrando ser un “pozo sin fondo” que hipoteca a las iguientes generaciones.  Lo que se dedica al desvío en la cuantía del canon es dinero que se tendría que estar invirtiendo en personal, en recursos en atención primaria y en el medio rural,en reducir listas de espera...

¿Cómo es posible que se cierren plantas, se reduzca en personal, se recorte en Atención Primaria y se retiren profesionales del medio rural... y se pague a clínicas privadas para aliviar la lista de espera que se va acumulando y que ya es la más alta de toda la Comunidad? Lo que se ahorra en personal se gasta privatizando listas de espera.

Los políticos de la Junta de Castilla y León saben que se han equivocado eligiendo este modelo de gestión, por lo que les exigimos, transparencia, honestidad y valor para rectificar cumpliendo con las obligaciones que como servidores públicos tienen en la resolución de esta situación.

Planteamos:
  1. Recuperar la titularidad y gestión pública para el Hospital Universitario de Burgos. Es una obligación y una responsabilidad ética moral y política para defender un Sistema de SaludPúblico Universal y sostenible, y no hipotecar el futuro sanitario y económico de las generaciones venideras de Castilla y León. 
  2. Potenciar los servicios de AtenciónPrimaria, base del Sistema Sanitario y puerta de entrada al Sistema de Salud.
  3.  Potenciar de forma real el medio rural,asegurando e implantando aquellos servicios que permita una atención igualitaria y de calidad a las personas que habitan en las poblaciones rurales.
  4. Acabar con las derivaciones a clínicas privadas, puesto que el Hospital de Burgos está dotado con suficiente capacidad material y competencia profesional como para asumir todas las necesidades sanitarias de la población de Burgos.
La ciudadanía de Burgos somos conscientes de las dificultades pero apoyaremos con nuestra presencia la decisión que se tome, en el sentido de recuperar la gestión y titularidad pública del Hospital Universitario de Burgos, con transparencia y justicia.

Desde la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos queremos agradecer vuestro apoyo en la recogida de firmas y en vuestra presencia en esta manifestación demostrando al presidente de la Junta cual es nuestro deseo y que no estamos conformes con el modelo actual de Hospital. Esto no acaba aquí, es el principio. Esta difícil pero mas difícil será si no nos manifestamos y luchamos por lo que queremos como ciudadanos de Burgos.

¡RECUPEREMOS EL HUBU, SANIDAD 100% PÚBLICA!

Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos

El negocio de las listas de espera en el hospital de Burgos

El Hospital de Burgos es un gran agujero negro que se traga el presupuesto para la sanidad de toda la Comunidad de Castilla y León. Para poder hacer frente al sobrecoste ocasionado, este moderno hospital está reduciendo plantilla de personal, reduciendo camas, cerrando plantas y eliminando las horas extra de los facultativos. El resultado es que tenemos las listas de espera más largas de toda la comunidad.


Ahora, para reducirlas, se están enviando pacientes a hospitales privados de otras provincias. Tras habernos hipotecado con el HUBU ahora toca ahorrar y recortar porque, además, estamos en tiempos de crisis.

En este tercer y último video de la entrevista de BurgosDijital al portavoz de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, se habla de las listas de espera en el HUBU, de los efectos de
los recortes en sanidad en época de crisis, de cómo han acabado las experiencias privatizadoras en paises como Francia, del clima laboral en el nuevo hospital y de la manifestación del próximo día 12 de junio para pedir la recuperación del HUBU para el sistema público de salud.


Más videos de la entrevista:



Eficanza y su oscuro negocio en el hospital de Burgos

En la segunda parte de la entrevista de BurgosDijital al portavoz de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, se explica cómo la empresa Eficanza, concesionaria del Hospital de Burgos, tiene asegurada una rentabilidad anual del 7,2 por ciento.

Eficanza es la unión de empresas encargada de construir y gestionar durante 30 años el hospital de Burgos. Primero duplicó el presupuesto original para su construcción, pasando de 242 millones de euros a 430. En el contrato original figuraba como pago por parte del SACYL un canon anual de 30 millones de euros durante 30 años, pero tras los sucesivos modificados ha pasado a ser de 71 millones de euros. Además, la empresa obtiene beneficios importantes de la explotación de otros servicios no sanitarios como aparcamiento (el más caro de la región) comidas, lavandería, equipamientos, etc, etc.


Más videos de la entrevista:



Jueves 12 de junio: Manifestación por la Sanidad Pública en Burgos

La Plataforma por la Sanidad Pública en Burgos ha convocado una manifestación el próximo 12 de junio para pedir a la Junta de Castilla y León que “recupere el carácter público del Hospital Universitario de Burgos”, coincidiendo con el segundo aniversario del HUBU.

El Hospital Universitario de Burgos (HUBU) es de gestión y titularidad privada. Su presupuesto de construcción y equipamiento fue de 242 millones de euros y el coste final estimado ha sido de más de 400. El canon anual inicial era de 30 millones y actualmente ya está en 71. El desvío presupuestario y la doble gestión público-privada están provocando ineficiencias que se reflejan en el aumento de las listas de espera, la privatización de servicios con el desvío de intervenciones a las clínicas privadas, el recorte de servicios, sobre todo en el medio rural, y el deterioro generalizado de la calidad de la asistencia.

Aún se desconoce el coste real del HUBU pero se sabe que ha hipotecado a la población de Castilla y León para los próximas tres décadas, dejando una pesada carga a las siguientes generaciones. A casi dos años de su inauguración, los accesos siguen siendo complicados, no se ha parado de realizar obras con un sobrecoste importante, el aparcamiento es el más caro de la comunidad autónoma y el precio que se paga por el uso del hospital es abusivo. A título de ejemplo: según el contrato, la electricidad se factura a 0,20 €/Kw más el incremento del IPC. Esto ha supuesto un beneficio en el año 2013 de casi 5 millones de euros para la concesionaria sólo por hacer de intermediaria.

Por ello, desde la PLATAFORMA POR LA SANIDAD PÚBLICA EN BURGOS, en defensa de los intereses de todas las personas que utilizamos el Hospital Universitario de Burgos, así como de la sanidad pública de Castilla y León pedimos:

1.     Que se devuelva la gestión y la titularidad del HUBU al sistema público de salud.

2.     Que se dote a la Atención Primaria de los recursos humanos y materiales necesarios para su óptimo funcionamiento en coordinación con el Hospital Universitario y los servicios sociales.

3.     Que se acabe con las listas de espera y no se derive a los pacientes a las clínicas privadas.  

Nos vemos en   
MANIFESTACIÓN POR LA SANIDAD PÚBLICA EN BURGOS
JUEVES 12 DE JUNIO A LAS 20 HORAS. PLAZA DEL CID

¿Qué se esconde tras la privatización del Hospital de Burgos?

Si la sanidad funcionaba razonablemente bien y era bien valorada por los ciudadanos, ¿por qué ese impulso privatizador en España y, en particular, en Castilla y León y en Burgos? Este movimiento privatizador, que lleva ya en marcha varios años en nuestro país, está utilizando fórmulas que ya se ha demostrado perjudiciales en otros países.

En este video -el primero de una serie de 3 realizados por BurgosDijital en los días previos a la gran manifestación del 12 de junio- el portavoz de Sanidad Pública Sí y de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, Juan Antonio Ayllón, expone algunos datos sobre lo que se esconde tras la privatización del HUBU.


Más videos de la entrevista:




Hospital Universitario de Burgos: ¿Salud o Negocio?

Tras varios años reclamando para Burgos un nuevo hospital que sustituyera al antiguo "General Yagüe" ya obsoleto, la Junta de Castilla y León abordó la construcción de un nuevo centro hospitalario cuyo presupuesto inicial era de 242 millones de euros y cuyo plazo de ejecución era de 3 años.

Ninguna de estas premisas se cumplió. El coste final del Hospital Universitario de Burgos se amplió a 454 millones de euros y las obras finalizaron en el año 2012, con tres años de retraso sobre el plazo prometido.

Pero lo más grave de todo es que el modelo de Concesión de Obra Pública utilizado por la Junta para la construcción de este nuevo hospital ha ocasionado que el canon inicial de 37 millones anuales que el SACYL debía abonar a la empresa concesionaria se haya prácticamente duplicado ascendiendo a los 71 millones de euros.

En este video realizado por un grupo de alumnas y alumnos del IES Diego Marín Aguilera, de Burgos, nos explican muy bien como el sobrecoste y el modelo de gestión privada elegido por la Junta de Castilla y León para el HUBU ponen en riesgo la sostenibilidad del Sistema Público de Salud en toda la Comunidad autónoma.


Lejos de mejorar la calidad asistencial para los ciudadanos, esta forma de privatización de un servicio público esencial como la sanidad ha supuesto para Burgos un mayor aumento de las listas de espera y muchos otros problemas derivados de la reducción de plantillas y de la política de recortes que ha sido necesario aplicar para pagar las deudas contraídas con la empresas concesionarias del HUBU, mucho más preocupadas por hacer negocio que por mejorar la salud de las personas.

© Copyright 2015. Website by Way2themes